Imprimir

Novena Navidad

NOVENA DE NAVIDAD

Manuscrito del Siervo de Dios Doctor Ernesto Cofiño

nn ____

El Siervo de Dios, en los días previos a la Navidad, solía reunir a los niños de la familia para prepararlos a tan gran fiesta. Durante la reunión hacía junto con ellos una novena de navidad que él mismo escribió, la cual se pone a disposición de los lectores que deseen beneficiarse de la piedad y el trato con Dios que tenia el Doctor Cofiño.

Entre sus escritos sobre la Navidad, el Siervo de Dios escribió: “Es realmente inagotable el tema de la Navidad, la única real, la vivida frente a Belén en donde nos ha nacido un Niño, que nos trae “la plenitud de los tiempos”, la prueba patente del amor de Dios. Desprendernos del bullicio artificial de una Navidad que se aparta del pesebre y se convierte en una ocasión de sólo fiesta social... regalos... papeles... y uno que otro nacimiento, más de rutina que de corazón...

En Belén, el Niño Dios, toma nuestra pobre naturaleza humana con una sencillez tan grande, lejos de todo aparato, como para que lo sintamos más cerca de nosotros. ¡Allí está bajo la protección de José y de María, dos criaturas estupendas, pero dos criaturas, (protegiendo a un Dios que se hizo Niño!...

Este año, más que los pasados, me he sentido muy vinculado a este Belén y contemplo las graciosas figuritas de mi nacimiento, con una ternura muy especial, y se llena mi corazón de gozo, en medio de las tribulaciones que he vivido. Se trata de esa madrecita mía que se fue… y que ya el 24 lo pasó sin darse cuenta aparente que nos había nacido un Niño...

El Niño en su pesebre tiene un gesto admirable: sus bracitos están ampliamente abiertos, en un gesto generoso de recepción... abiertos como lo estarán más tarde en la Cruz... María y José lo contemplan en adoración... y yo vengo cada mañana a pedirles que me enseñen cómo amarlo. Para que mi vida se ilumine con los destellos luminosos que parten de este Belén...